Aconsejamos a cargos públicos y candidatos para ayudarlos a tomar decisiones
bien informadas, gracias a nuestras investigaciones y análisis.

Nuestras herramientas principales en las campañas son el uso de datos de
sondeos y la aplicación de una estrategia para crear mensajes orientados a los
temas más relevantes, que hallen eco en los grupos objetivo clave.
Continuamente testamos si nuestras iniciativas están teniendo el efecto
deseado en los votantes, y si el candidato está siendo efectivo en comunicar
dichos mensajes.

La investigación persigue desarrollar los temas generales que puedan hallar
impacto en los votantes objetivo. Esos temas se perfilarán con más detalle a lo
largo de la pre-campaña con la ayuda de sondeos adicionales. Así, podremos
producir mensajes más potentes, con el máximo atractivo para nuestros
grupos objetivo durante la campaña propiamente dicha. Durante los momentos
más estresantes de la contienda electoral, proporcionamos consejos objetivos
y profesionales para asistir al candidato y sus asesores y así evitar costosos
errores de última hora.

Como consultores, podemos también ayudar en las siguientes áreas:




















Asimismo ofrecemos el servicio de diseño, organización y puesta en marcha de
una campaña política, para que el candidato pueda delegar los aspectos más
tediosos y lentos de una campaña y pueda concentrarse en el contacto con los
electores.

El factor clave de nuestro éxito en consultoría política es ofrecer confianza en
nuestro rigor profesional y estricta confidencialidad.
Nuestros servicios de consultoría política
Calendario estratégico de la campaña
Asesoría en la organización de la campaña y su estructura,
especialmente voluntarios y recaudación de fondos.
Reacción del candidato a situaciones inesperadas y crisis
Respuesta rápida
Estructuración de las comunicaciones públicas, incluyendo
eslóganes, discursos, declaraciones y notas de prensa.
Análisis de la información sobre otros contendientes y
asesoría sobre cómo usarla.
Preparación de la imagen del candidato y su perfil político para
apariciones públicas, especialmente debates en televisión.